Ahora trabaja desde casa

María Benita Quiacaín Mendoza, de 23 años de edad, es una madre de tres hijos que sufría las consecuencias del desempleo y la pobreza. Dos veces al año tenía que viajar desde Tzununá a fincas de Suchitepéquez a cortar café a desempeñar otras labores de limpieza agrícola con sus pequeños hijos en la espalda.

María Benita participó en el Programa Mejoramiento de Vida, del eje de Educación del proyecto que Fundación Castillo Córdova implementó en Tzununá. Aprendió a elaborar artesanías que ahora vende a turistas que llegan a la aldea y en comercios del departamento de Sololá. Ahora María Benita no solo ha dejado de viajar a las cálidas costas de Suchitepéquez a trabajar en el corte de café, sino que también logró que uno de sus hijos superara problemas de desnutrición.